29 may. 2016

Canción Sefardí


Pues eso, que os voy a contar yo que vosotros ya no sepáis….


Sigo en mi búsqueda personal de donde ubicarme en lo que a música se refiere. Yo adolescente en plena transición Española, perteneciente a esas tribus urbanas de principios de los 80, tengo una base musical muy compleja como para ahora, a punto de cumplir los 50, me tenga que ubicar en lo musical.
No soy yo de mucho ubicar en nada, espíritu inquieto, polifacetico y polivalente, errante a veces, incorformista y sobre todo, amante de lo diferente, anti héroe, anti moda.  Pues con todo esto, a donde voy?

Si algo a lo largo de mi vida me ha llamado la atención, siempre dentro de la música, es sin duda la música antigua, si a esto le sumo, que soy un apasionado de la historia, me lo ponen fácil a la hora de buscar una ubicación musical, que si no existe, no pasa nada, la vamos a inventar.

Ser Aragonés tiene entre otras cosas, tener que aceptar que nuestros orígenes culturales, en un momento concreto de la historia, tuvieron que ver con dos de las mas importantes culturas que vivieron durante siglos en nuestras tierras, la Árabe y la Sefardí, por supuesto que la cristiana también, pero parece que olvidamos las anteriores en beneficio de esta ultima, sin ser esta la que aportara mayor riqueza a nuestra cultura e identidad.

Me encanta decir que soy Mudéjar. De hecho lo soy, reivindico el derecho a serlo como descendiente de esta ciudad Zaragoza, que fue tan importante en aquella cultura. Me gusta pensar que en cierto modo, y por el mismo motivo, también soy Sefardí, pues ellos también poblaron nuestras tierras y nuestra ciudad y cosas de la historia, coincidieron con los Mudéjares hasta que fueron expulsados de España, los Sefarditas, los Mudéjares se quedaron con condiciones, después reconvertidos en Moriscos y al final, en 1609 cometimos el tremendo error de expulsarlos. Ellos junto a los Sefarditas, habían traído la prosperidad y lo mas importante, la cultura. Eran otros tiempos, tiempos en los cuales en el nombre de Dios se hacían muchas barbaridades.

Decía Mudéjar y Sefardí, así me siento yo. Musicalmente, la fusión de ambas culturas da un resultado espectacular. Ahora bien, el reto es sacar del contesto de música antigua, medieval y traerla a algo mas actual, se me plantea difícil que no imposible.
Lo primero es explorar en lo que ya existe, empaparse de estas melodías, de sus letras y experimentar. Es música que se oye y se siente, que te traslada a otros tiempos, pero que podría ser contemporánea. Música con raíces, con sentido, música que es sin duda arte, demasiada música para un músico novel como yo.

Indiscutiblemente ese es el camino y se, que cuando hay puerto de destino, es fácil marcar el rumbo, mi rumbo. Diréis que soy muy osado, pues sin saber casi de música, emprender un camino tan complejo, no es fácil empresa. Se de sobras que se siente cuando lo imposible, se hace posible, se que solo se consigue lo que se intenta, y se también que aquellos que hace siglos compusieron esas músicas, nunca imaginaron que cientos de años después, siguirian sonando.

Os dejo un vídeo de una canción que se ha versionado mucho, hasta yo desde mi humilde ser, la he intentado tocar, con mas pena que gloria pero, he sentido gran satisfacción al hacerlo.

Canción Sefardí por Luc Arbogast:


Canción Sefardí de Radio Tarifa:


Canción Sefardí del Ultimo de Salduie, bueno pido comprensión, es solo un guiño a esta canción:


Version Gaita de boto:


No hay comentarios:

Publicar un comentario