11 dic. 2016

Sin tiempo disponible...


Domingo 11 de diciembre de 2016, mañana de las que uno se piensa si salir con la bici es la mejor opción un día así. Niebla y frío, muchísima humedad que, no hace mucho, mas que un inconveniente seria un aliciente.

Como hemos cambiado, no solo yo sino también mi fiel "Perla" que cada día que la saco, que son los menos, me da avisos de su longevidad y de su fatiga; querida compañera, atrás quedaron batallas y fatigas, son tiempos de reflexión y tranquilidad, o de cambio, en mi y también en ti.

Con mas pena que gloria nos fuimos tardíos, en una salida a contra tiempo, cuando todos vuelven nosotros vamos, al mismo sitio de donde ellos vuelven, a ninguna parte.

Por lo demás, lo de siempre. Inmerso, como a mi me gusta, en este mi nuevo mundo de la música y todo lo que le rodea. Sin tiempo para nada y el ningún tiempo que tengo, invertido en buscar mas cosas para disminuir el nulo tiempo disponible, no se donde vamos a llegar.

Terminado mi curso de "Escenario" veo que aunque me queda mucho camino por recorrer, el ya recorrido empieza a dar sus frutos, aun verdes pero es bien sabido que la fruta verde es antes de madurar. No se donde acabara esta aventura, difícil vislumbrar el futuro, mas aun cuando es difícil manejar el presente, pero el camino esta bien trazado y solo hay que esperar que surjan las situaciones, al final, será lo que tenga que ser.

A mi afición por los instrumentos de viento, a mi Gaita de boto, Dulzaina, Flautas y Pinfanos, Didgeridoo, se le une una nueva compañera, la Flauta de sauce o Flauta de armónicos.
Contaminado por mi profesor, abobado por su sonido, no dude en conseguir una, para tocar, para jugar con ella, para experimentar. Un instrumento diferente, simple, con un sonido a bosque Elfico, a sueños y que invita a soñar. 

Ahora toca repartir el tiempo para poderle dedicar unos minutos al día a esta flauta ancestral, hacerla sonar sin temer a que la primavera termine, pues sus hermanas mayores, se hacían de corteza de Sauce allá por tierras Nórdicas, y solo era posible hacerlas sonar, antes de que llegase el calor que secaría la corteza y las haría callar.

El tiempo, se tiene y se dispone, disponer del que no se tiene es quitarle tiempo a otras cosas, peligrosa situación.

Disfrutar de este vídeo  explicativo de esta Flauta..




No hay comentarios:

Publicar un comentario