29 ene. 2017

Diferente...

Llevo un buen rato hipnotizado viendo parpadear el cursor sin saber como empezar la entrada de hoy, será porque nada interesante tengo que contar pero, como el interés es algo relativo, voy a escribir la entrada, a ver que sale…

Alguno se preguntara porque tanta referencia a los USA últimamente en este blog, pues por una sencilla razón, son mi publico en un 75% de las visitas diarias, ¿por que?..yo que se pero, supongo que será por el lenguaje, aunque espero que de este blog no saquen referencias sobre como se escribe el castellano, soy básico, limitado y en ocasiones cometo errores lingüísticos y faltas de ortografía de 1 de la ESO pero, aquí estoy contando las cosas a mi manera.
Pues eso, me dirijo a ellos porque son mayoría aquí, un misterio de Cuarto Milenio pero una realidad.
Vaya…vaya…vayaaaaa…Vuestro nuevo Presi será todo lo que sea pero tiene algo que por aquí no se estila mucho, lo que promete lo cumple. Muro, emigración…etc. Vaya pajarraco!!!..fin con los USA.


Como ya conté, estoy en la Banda de gaitas de la escuela de Música, mas por aprender que por mi vocación de banda. Del repertorio que tenemos hay una canción que me llama la atención porque desde el primer día me gusto y no me resulto muy difícil aprenderla. Esto es curioso, me pasa y supongo que será general, que cuando una melodía no me cuadra no me entra, me cuesta muchísimo interpretarlas, en cambio otras fluyen solas, así es la música.
En este caso la agraciada es una pegadiza melodía que tocaba originalmente la Grande Bande de Cornamusas, un grupo Francés de los 90. La canción es Je m´en vai a Bourges, como decía pegadiza y simple. Es de estas melodías alegres que inspiran fiesta o a mi así me lo parece, esta claro que a parte de ser una pieza del repertorio de la banda será una canción de mi repertorio personal.

Os dejo un par de vídeos, el primero es tocada por un grupo de músicos para que la escuchéis bien, el segundo un humilde servidor intentara interpretarla lo mejor que pueda, como con mi ortografía, lo hago lo mejor que puedo..


Ahora yo:


La foto de hoy:


Increíble pero cierto.
Hace muchos años yo, pobre ingenuo tenia una visión mas romántica de esto del deporte y del correr. Me gustaba darle un toque místico a lo que hacia, jugar con mi imaginación a ver desde otra perspectiva esto del runnig. Mis objetivos eran muy ambiciosos y los métodos tradicionales me resultaban poco atractivos y motivadores, el deporte como tal nunca me gusto, ojo lo que acabo de decir. Pues si camaradas, decía hace tiempo que yo no era corredor, solo corría, pensar así me hacia mas interesante y atractivo lo que hacia pues me diferenciaba de los demás. En realidad era una estrategia para buscar una motivación extra a lo que hacia, los objetivos eran como digo muy ambiciosos y era necesario reprogramar la mente y simular una situación diferente a la que era en realidad, que solo era correr muchísimos km sin mas, algo que para los normales era y es un imposible.

Dentro de ese personaje y esa parafernalia que a el le rodeaba, había también una puesta en escena muy meticulosa en la cual se tenia que ver algo que marcara la diferencia. En este sentido me quedo en lo que muchos me comentan, mi forma de hacer fotos marco tendencia que aun dura en las redes sociales, de echo me llaman para que vea fotos que son exactamente iguales a las que yo hacia hace mas de un lustro, y que por entonces nadie hacia nada igual ni parecido. Esa diferencia  hizo que muchos me tuviesen en la consideración de Freky, pues esa forma de contar y documentar algo tan básico como correr no era normal, era mas de alguien narcisista que quería llamar la atención, algo que rozaba con el exhibicionismo  y no con lo deportivo. Nada mas lejos de la realidad, sobre todo para alguien que lleva mas de 30 años dando guerra. Cierto que salía de lo convencional, pero porque yo de convencional no tengo nada, nunca lo tuve, por lo que en mi mundo ser diferente es religión, y esa etapa fue simplemente algo que fue mas una herramienta para conseguir unos objetivos, que querer llamar la atención. Por aquel entonces yo y mi compañero de batallas guste o no, hacíamos las cosas a nuestra manera y ahora que el nivel técnico y de rendimiento es infinitamente mas alto del que nosotros teníamos por entonces, nadie nos ha superado en ese tipo de propuestas, en esos retos épicos en los cuales la autosuficiencia, la aventura era la esencia, no las marcas, dorsales y demás cosas que para nosotros carecían de interés.
Siempre me pregunte porque nadie repitió alguna de nuestras "hazañas" para mejorarlas siendo tan fácil mejorarlas, para mi la respuesta es clara. Nosotros éramos unos soñadores, no teníamos miedo al fracaso, explorábamos con nuestras posibilidades, vendíamos sueños no marcas, no llevábamos dorsal, ahora eso suena muy abstracto, un sin sentido pero entonces me atrevería a decir que era nuestro estilo de vida. nos daba igual, solo pensábamos en la experiencia no en el resultado.

Os dejo otra foto que por entonces marco tendencia. Pose chulesca, control total de la situación.
Esta foto ahora seria cuando menos curiosa, pero la hice en un momento en el cual yo tenia un control total de lo que hacia, entrenaba 30km diarios y no me daba miedo ninguna distancia, vivía para y por correr, ahora seria imposible esta foto pero entonces era una manera de expresar que yo, era el PUTO AMO y punto..



No hay comentarios:

Publicar un comentario