7 mar. 2017

Mi fiel Perla..

Muy malica la tengo, mi Perla Negra (la bici), esta KO. Son ya unos años los que tiene la pobre, y unos años los que lleva parada, porque cuando utilizas algo, lo mantienes, cuando lo dejas sin usar, se deteriora. Cuantas cosas sufren las consecuencias del abandono, el amor, amistad, familia....la bici. El abandono siempre tiene consecuencias.

Sin darnos cuenta, solemos no dedicar el tiempo necesario a las personas o cosas que mas nos importan, dando por hecho que las tenemos sin coste alguno, después como me ha pasado con mi Perla, cuando reclamo su atención me recuerda que mi desinterés tiene consecuencias, que a veces, cuando queremos reaccionar ya es tarde y que ahora, solo se puede recomponer la situación con piezas nuevas. Para ella con eso vale, pero  en el amor, amistad o con la familia, cambiar la cadena, una corona nueva, centrar las ruedas....no sirve, eso no sirve.

La pelleja de mi Gaita de boto no tiene ese problema, ahora es la mimada, la diosa indiscutible, sera porque se deja tocar, abrazar sin quejarse, sera porque habla con migo, sabe bien de mi sentimientos y emociones, sera por lo que sea, pero ahora es.



La foto:



 Esta es la Perla, como todas siempre dispuesta a sufrir la mayores fatigas pero también, dispuesta a recordarte que cuando dice no, es no.
Yo le tengo un cariño especial, llevo una década a su lado y he vivido grades aventuras a su lomo. La podría cambiar? pues si pero seria una simple operación de estética, su sustituta no me aportaría nada mas que la frescura de la juventud. Me quedo con la experiencia, el saber hacer y la fiabilidad de mi Perla. Me va a costar unos cientos de euros hacer que la Perla vuelva a ser quien fue, estarán bien invertidos, ella los merece.
En el mundo ciclista hay mucha gula, mucha desproporción, yo y mi Perla hacemos un binomio ideal, compensado, porque la belleza esta en el equilibrio, ella ya no es esa bici nueva que rodaba como una locomotora, yo ni de lejos soy aquel enamorado del pedal que hacia mas de 1500km al mes, que salia 7 días a la semana, no ya no somos lo que fuimos, pero seguimos siendo una buena pareja, ella con su edad y sus ruidos, yo con mi poca forma física y mis dolores, que haríamos el uno sin el otro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario