9 abr. 2017

Hombres de Caña.

A veces, uno tiene la suerte, porque es suerte, estar cerca de personas que a pesar de no parecerlo, son claves por algún motivo. Estas suelen ser humildes y agradecidas.

Mi profesor de música, Mario Gros, es una de esas personas. Fue clave en la recuperación de la gaita de boto Aragonesa, uno de los actores principales allá por los finales de los 70 cuando de pronto, unos pocos decidieron emprender el camino para recuperar, un instrumento tan importante para nuestra cultura regional como es, la gaita de boto, en esos momentos olvidada y casi desaparecida.

Estos días, me leía una publicación sobre unas jornadas que se realizan al rededor de la caña, y todo lo que con ella se hace. Sus utilidades para la construcción, para la ornamentación, para hacer enseres y como no, para hacer instrumentos musicales.
Arundo Donax son unas jornadas alrededor del mundo de la caña y de los hombres de caña, entre los cuales, esta Mario.

Mi gaita, como todas las que son como la mía, hablan a través del cálamo, de una pequeña pieza de caña que misteriosamente, suena por la presión del aire que yo "soplo" en mi "bot". Magia o no, es increíble que una planta tan rustica, un material tan humilde, sea el alma de muchos instrumentos musicales, un material caduco de vida limitada, que el uso desgasta dejando solo en el recuerdo, su dulce sonar.
Mario Gros
He querido introducir hoy en el blog este matiz musical para homenajear a Los Hombres de Caña, gracias a ellos muchos disfrutamos, aprendemos y soñamos. Entre ellos esta Mario Gros coordinador de las jornadas entorno a la caña Arundo Donax y como os conté, responsable de que yo ahora pueda tocar un instrumento autóctono de mi tierra y pueda soñar, aun sin serlo que soy..Un Hombre de Caña.

foto del día:

Dicen que la originalidad es algo que define al que parte de cero, que innova en algo, vamos que nadie lo había hecho antes.
Esta foto la comentare mas desde el aspecto "artístico" si se me permite, que desde el deportivo.
La foto tiene mas de 5 años, hasta entonces nadie o por lo menos yo, a nadie le había visto hacer una foto así, jugando con el reflejo del camino, como algo gravado en la retina y reflejado en la gafa, el infinito camino que nunca acaba, y que a ningún sitio lleva.
Esta foto no tienen valor alguno mas allá, de que en su momento, cuando la colgué fue muy elogiada por su originalidad, a pesar de estar hecha desde la simple curiosidad, de hacer una foto del reflejo de la gafa.
Por entonces, mis entrenamientos los aderezaba con buscar fotos que fuesen diferentes a las que todo el mundo publicaba por aquel entonces, típica foto corriendo y saludando...que horror.
Ya comente en alguna otra entrada, que muchas de las fotos que veis por las redes sociales, son fruto de influencias de otros que un día, decidimos hacer algo diferente.

Tengo claro que yo, no invente nada, tampoco gane nada...Pero lo que mas orgulloso me hace estar es, que tampoco copie a nadie y  que nunca perdí.

Ahora no veo ninguna foto, las que me llegan son porque me las mandan para que las vea, para que vea como años después de haber publicado yo una foto, otros de nuestro entorno, que me conocen, la clonan, incluso la mejoran pero aun así, siempre son copias.
Podría poner fotos mías y las que ahora cuelgan, para que vosotros mismos vierais las similitudes, pero delataría al autor y al confidente.

Si, estos comentarios carecen de humildad, pero como se comenta que lo que uno hizo, otros lo copian?.

Ya perdonarais.

No hay comentarios:

Publicar un comentario