10 jul. 2017

Algo no hice bien..

Que pasa pues!!

Desde la ultima entrada de este blog, que irónicamente decía que no iba a saber de que hablar este verano, han pasado muchas cosas. La mayoría, comunes a la vida normal pero hubo una que me ha dejado tocado, bastante tocado y que son de esas cosas que cuando las vives, no terminas de creerte que estén pasando.

Domingo 2 de Julio 8,30h de la mañana. salia yo con mi bici a rodar sin mas intención de llegar hasta donde las ganas me llevasen, así me planteo yo las cosas ahora.
A los pocos km, me junto con Carlos y Miguel, dos amigos ciclistas que iban en mi dirección. Como es normal un domingo por la mañana, nos engulle una grupeta de unos 10 ciclistas en la cual decidimos integrarnos. Yo no conocía a ninguno de esa grupeta, pero con ellos nos fuimos; de charrada y al abrigo de su rueda.
Por no extenderme mucho, km30 después de un repecho de un paso a nivel, uno de la grupeta que iba en cabeza se descuelga, lo dejamos pasar sin dar mas importancia al hecho cuando de pronto, escuchamos un golpe, había caída y montonera, incomprensible pero algún despiste había provocado la caída, esa era la impresión inicial.
Por desgracia, el despiste no era el causante de la caída,  al ciclista que habíamos dejado pasar para facilitar el descuelgue le había dado un infarto, se llevo a varios compañeros al suelo y la situación  dio un giro dramático. Ángel, que es como se llamaba el mozo se nos iba, llamamos a urgencias porque la situación era critica,  no sabíamos muy bien que hacer; era desolador, se nos iba. Eramos una docena de personas adultas dando vueltas y lamentándonos, hicimos todo lo que pudimos pero eso no fue suficiente, se nos fue.
La primera asistencia llego a los 20 minutos que por desgracia, Ángel no tenia, después fue todo muy rápido, helicóptero, ambulancia, en fin se hizo de todo pero, no pudo ser.
No me lo podía creer, delante de mi se había ido una persona y no había podido hacer nada, me sentía desolado he impotente, tenia incluso sentimiento de culpa y así estuve unos días, lamentándome de que no había hecho nada por Ángel, pero?..Que podía haber hecho yo, o que podíamos haber hecho nosotros ante un infarto, en medio de la carretera.
Así es la vida, donde menos te lo esperas, se acabo...
El lunes siguiente día 3, volví a salir, era el mejor homenaje que se le podía hacer a Ángel.
Esta foto es del Club Ciclista Iberia al que el pertenecía.
Fui saliendo durante la semana con la bici, arrastrando secuelas del domingo. Este finde salí también, el sábado al encuentro de mis camaradas de Monegros Carretera, los cuales me cogieron cuando volvían de su vuelta, yo no estoy para esas kilometradas que se meten, ni por forma física , ni por ganas. El domingo vuelta solo, a mi ritmo percherón, disfrutando y pensando que no merece la pena sufrir, ahora no, a mi no me compensa, ahora para mi es mas atractivo sacar una nota imposible una melodía difícil que una media de Pro, mas aun cuando yo no quiero ser un Pro.

La gaita al 50%, poco tiempo y muchas ganas que en esto, voy a mas.
A ver si hago grupeta  con otros músicos que como he comentado en alguna ocasión, no es cosa fácil.

Después de una semana tan emocionalmente dura, no se porque me vino a la cabeza el recuerdo de mi padre, quizás porque me quedo algo que decirle antes de que el se fuera, quizás por como me paso con Ángel, y sin conocerlo, ese sentimiento de culpa, de no habernos entendido. No se.....solo que Papa, me acorde de ti, algo no hice bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario