19 feb. 2017

No hago nada...

Me preguntaban el otro día que porque no contaba lo que hacia ahora, en vez de contar lo que hice hace tiempo; acaso ahora no haces nada Andrés?, me decían..

Bueno, se podría decir que ahora no hago nada, tampoco hacia antes, la diferencia esta en que antes contaba historias y ahora, no.

Prefiero dedicar estas lineas al delirante mundo de la reflexión, consciente de que aquí solo doy mi opinión personal del tema que toca y contar, cosas del pasado, de cuando no hacia nada…

En el presente como la pescadilla que se muerde la cola, siempre giro al rededor del mismo tema, lo diferente, lo original, lo desconocido lejos del cansino bostezo de hacer lo de siempre y ver como los demás, después de muchos años, siguen haciendo lo mismo, como si estuvieran atrapados en aquella habitación de la casa del Angel Exterminador de Buñuel.

Ya hice esta reflexión hace tiempo; Que tiene que ver que algo nos guste mucho, nos apasione, con dedicar la única vida que vamos a tener, a ello. Seremos felices, no lo dudo pero, nos habremos dejado tantas cosas por hacer.

Aunque mas raro me parece cuando alguien de pronto, aparece en un lugar al cual dijo una vez, que nunca iría. Que habla de lo que fue  prohibido y vive como a quien un día odio su forma de vivir.

Pues eso, que ahora no hago nada, bueno si…..disfrutar de gente original, con talento y sobre todo que sorprenden, si sorprenden porque no es habitual ver alguien que haga algo  original y eso, se agradece.

Esta fue mi ultima sorpresa, algo sencillo, simple, pero desbordante de calidad, talento y originalidad, y por si fuera poco divertido, disfrutarlo es difícil encontrar tanto por tan poco.



La foto de hoy:


Algún día contare esta historia con mas tranquilidad, bueno tampoco prometo nada, lo cierto es que fue una machada que se nos ocurrió y la hicimos.

Pocas veces termine tan mal. Estaba muerto, absolutamente muerto….Fueron mas de 300km en bici sin parar, con algún puertecito, sin asistencia de ningún tipo, con viento….vamos que estuvo muy bien.
Como decía, lo hicimos según lo previsto y punto….si fue un Zaragoza-Jaca-Zaragoza por Santa Barbara, subiendo a San Juan de la Peña. Pues eso, te levantas y nada vamos a Jaca y volvemos a comer a casa…

De esa Aventura tengo muchas fotos pero en realidad la buena es esta, a pesar de conseguir el objetivo, a pesar del éxito, el agotamiento absoluto fue la única recompensa, lo que no se es como aun seguimos haciendo el animal...